5 leyes ambientales que tu empresa debería conocer

Hoy en día, si hablamos de legislación sobre el medio ambiente, existe un amplio marco normativo con el que, desde la Unión Europea hasta cualquier municipio, se pretende que todos pongan de su parte para conseguir un futuro ambiental mucho mejor. 

Desde el punto de vista de España, se van dictando normas estatales desde la administración central que se desarrollan en cada una de las autonomías, ya que va a ser competencia de ellas llevar a cabo su gestión y ejecución. Las empresas deben cumplir con ciertas normas y leyes para respetar el medio ambiente y no recibir sanciones.  

5 leyes ambientales que tu empresa debería conocer 

  1. Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental: esta norma se puede aplicar a todo tipo de actividades económicas. Regula la responsabilidad de prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales. Además, impone la obligación de reparar el daño causado. 
  1. Ley 1/2005, de 9 de marzo, por la que se regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero: establece la autorización de emisión de gases de efecto invernadero exigida a las instalaciones que desarrollen actividades enumeradas en la propia ley, así como todos los elementos necesarios para el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero. 
  1. Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases: esta norma afecta a los agentes relacionados con la fabricación y utilización de productos envasados y sus residuos. Impone parámetros siempre con el objetivo de preservar el Medio Ambiente.  
  1. Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, que establece las condiciones para el uso público del agua así como las competencias del Estado en relación con este recurso. 
  1. Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera: Esta ley aplica el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera. Además regula los procedimientos de autorización o notificación de actividades incluidas en los grupos A, B y C de dicho catálogo. 

La normativa es muy amplia y esto dificulta en muchas ocasiones su cumplimiento. Gran parte de las leyes de medio ambiente sirven para regular materias de interés general en las que la participación de la ciudadanía y de las empresas para cumplir el objetivo de protección ambiental es estratégico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *