Baja por paternidad 2021

El permiso por paternidad, junto con el permiso de maternidad, sobre el cual hablamos hace 2 semanascompletan las leyes de subsidio a los progenitores por la suma de un nuevo miembro a la unidad familiar.  

Esta ayuda se le propone a los trabajadores que suspenden el contrato de trabajo o cesen en su actividad, durante los días legalmente establecidos, con motivo del nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento. La última ampliación de la ley data del 1 de enero del 2021, que elevó la duración de la baja de 12 a 16 semanas para los nacimientos a partir de esa fecha. 

¿Cuál es la cuantía de la retribución? 

Durante la vigencia del permiso se recibirá el 100 % del salario percibido habitualmente. En este caso el subsidio comprende los conceptos de la base reguladora, normalmente incluidos en todos los complementos asignados en la nómina. 

Recientemente, salió una resolución del Tribunal Supremo en la que determinó que las cantidades recibidas durante el permiso de maternidad o paternidad están exentas de IRPF. Además, esta sentencia es retroactiva; es decir, si en los años 2014, 2015, 2016 o 2017 un miembro de la familia se acogió a las bajas por paternidad o maternidad es posible reclamar lo pagado de más en la Declaración de la Renta. 

En el caso de los autónomos, al igual que el resto de trabajadores, la prestación por paternidad es equivalente al 100% de la base reguladora, que en el caso de los trabajadores autónomos se corresponde generalmente con la base de cotización mínima. Es imprescindible y de obligado cumplimiento estar al corriente de pago de las cotizaciones para acceder al subsidio.   

¿Qué duración tiene? ¿Se puede ceder a la otra parte? 

Se trata de un derecho individual e intransferible, por lo que no se podrá ceder al otro progenitor. Como se ha comentado anteriormente, desde el 1 de enero de 2021 el periodo de baja consta de 16 semanas de las cuales, las 6 primeras deben ser disfrutadas tras el parto. Las 8 semanas restantes el padre las podrá disfrutar de manera continuada o interrumpida durante el primer año de vida del nuevo miembro de la unidad familiar.  

Así mismo, la madre biológica sí podrá ceder parte de la duración de su baja al otro progenitor, hasta dos semanas de su periodo de disfrute no obligatorio. 

El aumento del tiempo de baja por paternidad que ha ido creciendo paulatinamente, pone en valor la labor del padre, que es fundamental a la hora de afrontar el postparto de la madre. Esto se ha reconocido a través del permiso por paternidad y de su mejora prácticamente año a año. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *