Diferencias entre ISO 14001 y Reglamento EMAS

A día de hoy, pueden existir ciertas dudas a la hora de diferenciar entre estos dos modelos de certificación o acreditación para las empresas. Una vez se implanta un #sistema de gestión ambiental, el siguiente paso es decidir qué modelo de certificación o verificación acreditará a nuestra empresa. 

¿Qué es la ISO 14001? 

La norma ISO 14001 es una norma elaborada por la International Organization for Standardization (ISO), común para todos los países y todo tipo de organizaciones, y que establece los requisitos que deben cumplir los sistemas de gestión ambiental. En cada país existen organizaciones que pueden auditar el cumplimiento de los requisitos de la norma ISO 14001 y emitir el correspondiente certificado. 

¿Qué se entiende por Reglamento EMAS? 

El Reglamento EMAS es una disposición de la Unión Europea que establece las bases para crear un registro de empresas adheridas al Sistema Comunitario de Gestión y Auditorías Medioambientales. En España, el proceso de verificación es muy parecido al que se realiza para la normativa ISO 14001, aunque el certificado final al registro EMAS debe ser tramitado por la Comunidad Autónoma correspondiente. 

¿Cuáles son las principales diferencias que existen entre ambos? 

  • El Reglamento EMAS requiere que se realice una revisión ambiental antes de implantar el reglamento, mientras que la norma ISO 14001 sólo sugiere que la realización de una revisión inicial es recomendable. 
  • En los EMAS el alcance de la auditoría, además de incluir el Sistema de Gestión del Medioambiente, deberá añadir la política ambiental, el programa y el cumplimiento de la legislación aplicable. 
  • La normativa ISO 14001 se puede aplicar a todas las áreas de la empresa, mientras que el Reglamento EMAS solo puede ser aplicado en un “sitio de operaciones” de la entidad. 
  • Por último, el Reglamento EMAS decreta que la auditoría del Sistema de Gestión Ambiental y la actuación ambiental deben llevarse a cabo cada 3 años, mientras que la norma ISO 14001 no especifica la frecuencia, aunque se indica que se deben realizar en intervalos planificados. 

Normalmente, la certificación más usada es la normativa ISO 14001. La credibilidad de las dos certificaciones es similar porque los requisitos certificadores son prácticamente iguales y porque también pertenecen a las mismas las entidades de certificación y acreditación. 

Desde @ILICAE recomendamos que si la organización tiene problemas para la obtención de licencia de actividad o tiene algún tipo de sanción o trámite ambiental no resuelto, es recomendable abordar la certificación ISO 14001, menos exigente en estos aspectos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *