Formación bonificada (FUNDAE): tu mejor aliado para ser digital

Hoy en día, vivimos en un mundo donde cualquier empresa u organización se disputa continuamente el mercado y los clientes con su competencia directa e indirecta (esta última ha crecido mucho en los  últimos años). Es por ello que si no invierten en la mejora y evolución de sus conocimientos, metodologías y puestos de trabajo, lo más seguro es que se queden atrás en esta carrera competitiva. Para evitarlo, sobre todo en el entorno de las Pymes, la Formación Bonificada puede ser el mejor aliado. 

Se trata de una formación subvencionada que permite que las empresas proporcionen a sus trabajadores acciones formativas que actualicen o mejoren sus competencias relacionadas con la actividad de la empresa o su puesto de trabajo. Estas formaciones permiten a las Pymes tener más medios para innovar y administrar herramientas digitales. Además, teniendo en cuenta que debido a la alerta sanitaria se ha provocado una crisis económica, estas formaciones bonificadas son un soplo de aire fresco para las empresas, y más aún para las Pymes. 

Plataformas gratuitas 

La colaboración público-privada ha comenzado un plan para reducir ampliamente el analfabetismo digital, y se pondrán a disposición decenas de plataformas gratuitas para desarrollar un aprendizaje en conocimientos y habilidades necesarios para afrontar ese mundo, ser productivos y más competitivos en el camino de la recuperación.  

Fundae hace un llamamiento a los trabajadores hacia esta formación, pero también al resto de población, porque todos tenemos que hacer un esfuerzo de autoaprendizaje para manejar una tecnología de uso doméstico. El aprendizaje continuo es una de las soluciones para encarar este mundo laboral tan cambiante. 

¿Qué requisitos debo cumplir para bonificar la formación? 

  1. Trabajar por cuenta ajena 
  2. Comunicar el curso a FUNDAE con un mínimo de 7 días antes de iniciarlo. Los trámites los puede hacer tu empresa, un tercero que haga este tipo de gestiones. 
  3. La formación debe estar relacionada con tu empresa 
  4. Que la empresa donde trabajas disponga de saldo suficiente para poder bonificar. 

La formación bonificada es un recurso muy útil para fidelizar a los trabajadores, seguir promocionándoles y aumentar la productividad y la competitividad de tu empresa. En Ilicae gestionamos estas ayudas y ayudamos a tu organización a tener toda la información disponible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *