Papel del IVA en la Formación Bonificada

En la actualidad, es muy común que las empresas apuesten por la Formación Bonificada para seguir actualizando a sus empleados en conocimientos que posteriormente desembocarán en un mayor rendimiento dentro de la misma. Cuando se toma el camino de la Formación Bonificada, el sistema actual puede ser algo confuso cuando el empresario se plantea si debe emitir factura o no y si debe repercutir en el IVA. 

¿Se debe emitir una factura de la formación en la que repercuta el IVA? 

Primero hay que ver si la formación se toma como actividad económica; es decir, si interviene o no en la organización de la formación participando en los resultados que se derivan de ella. En ese caso, la formación si estaría sujeta al IVA. Si por el contrario, la formación se considera como rendimiento del trabajo, no sería necesario emitir una factura donde repercuta el IVA porque ya lo estaríamos haciendo con el IRPF sujeto a la persona que imparta la formación. A la hora de imputar el IVA existen grandes diferencias en el ordenamiento jurídico español, empezando por los costes de impartición y los costes de gestión

Otra de las grandes diferencias a analizar es si la formación se imparte desde la propia empresa o desde una empresa formadora. En el caso de ser una entidad privada, desde el momento en que te registras como entidad de formación en la web de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), especificándolo en la casilla que propone la web, se logra el reconocimiento oficial para que tu empresa pueda facturar SIN IVA la impartición de los cursos. Es recomendable darse de alta en todos los cursos que se vayan a ofrecer. Así que, la empresa formadora es la que debe mostrar su capacidad para emitir facturas sin IVA en la formación bonificada sobre los cursos de formación que realice desde su entidad. Pero también existe la posibilidad de imputar el IVA. Esta imputación conlleva beneficios, como la posibilidad de tener por seguro que la empresa no incurrirá en faltas tributarias.  

Hay cierta libertad a la hora de imputar o no el IVA. Cada caso es un mundo. Existe una gran dependencia en relación a la coyuntura de la empresa. Pero, si hay duda, es recomendable incluir el IVA en la formación bonificada dentro de la factura emitida. 


Ilicae ayuda a tu empresa a facilitar y gestionar las formaciones bonificadas. Nuestro equipo solventará todas tus dudas y estaremos encantados de ayudarte a través de un trato personalizado y profesional. Si necesitas más información, contacta con nosotros a través de nuestra web o de nuestras RRSS. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *