Programas de Cadenas de Suministro Verde

Hace un par de semanas hablamos de las cadenas de suministro verdes (GSC, por sus siglas en inglés), que son la respuesta de las organizaciones a su reto ecológico y medioambiental. Actualmente existen muchas fuerzas que actúan para reverdecer la cadena de abastecimiento, desde enclavarla en los procesos de compañías socialmente responsables (RSE, responsabilidad social de la empresa), hasta la legislación global y nacional, que es de cumplimiento forzoso. 

La eco eficiencia y una producción más limpia han sido identificadas como estrategias que pueden romper el círculo vicioso del pobre desempeño ambiental de algunas PyMEs. Ambos conceptos ligan la mejora ambiental a la reducción de costos y a la innovación para la prevención de la contaminación. La optimización de sus procesos, la innovación de productos, la reducción del uso de materias primas o la reutilización y el reciclaje, son los conceptos clave de estos programas. 

¿Quién realiza un Programa de cadenas de suministro verdes? 

Estos programas los realizan las empresas, en su mayoría PyMEs, con la ayuda de organizaciones especializadas. Tradicionalmente estos programas de difusión se han enfocado principalmente en consultorías externas que proveen conocimiento y experiencia en cuestiones tecnológicas. La efectividad de estas consultorías para implementar los programas es alta, pero también se ha propuesto como complemento el tener un enfoque basado en el aprendizaje organizacional. Esto actúa como un mecanismo de difusión de prácticas ambientales en la industria. 

Estos nuevos enfoques prometen mejorar la difusión de prácticas responsables con el medio ambiente por parte de las PyMEs. De esta forma, los negocios internacionales contribuyen directamente a la sustentabilidad ecológica por medio de la promoción, de la protección ambiental y de la competitividad. 

¿Cuáles son los beneficios percibidos por las compañías como resultado de participar en los Programas? 

  1. Beneficios Económicos: En muchas ocasiones la implementación de estos programas llevan consigo una financiación o recompensa por parte de las autoridades públicas. 
  1. Fortalecimiento del compromiso organizativo interno: Se considera un beneficio importante de su participación. Los trabajadores de la organización muestran actitudes por medio de las cuales demuestran su orgullo y satisfacción de ser parte de la organización a la que pertenecen y se ponen a trabajar para alcanzar, no solo sus objetivos personales, sino también por el éxito de la organización en general. 
  1. Reputación dentro de la industria: La mayoría de las compañías hacen públicos sus resultados en comunicados internos. Lo que aumenta su reputación dentro de su sector. 
  1. Fortalecimiento de la Colaboración en la Cadena de Suministros: casi todas las organizaciones obtienen una mejor relación con sus proveedores como beneficio del programa. Estas mejoras se tradujeron en mayor confianza e intercambio de información y un mayor entendimiento de sus procesos.  

Las compañías tienen una mayor probabilidad de implementar exitosamente sus proyectos si tienen menos empleados, si estos empleados tenían capacitación técnica o administrativa y si ocupaban puestos técnicos en la compañía. El costo total del programa fue bastante modesto, por lo que concluimos que el Programa de cadenas de suministro verdes en México ofrece un valioso modelo para difundir técnicas eco-eficientes en las PyMEs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *